Skip to main content

Trata de corregir desequilibrios económicos y financieros presentes en el país.

Las restricciones reafirman al estado como garante de la protección ciudadana.

El primer ministro cubano, Manuel Marrero, anunció un incremento de la tarifa eléctrica en el 25 por ciento para altos consumidores del sector residencial, entre otras medidas a adoptar en 2024, consigna la agencia Prensa Latina.

Precisó que la decisión solamente repercutirá en quienes utilizan más de 500 kilowatts-hora y que, en la actualidad, el 94 por ciento de los hogares de la mayor de las Antillas tienen consumos inferiores a los 300 kilowatts-hora.

Explicó el titular que el en caso de los combustibles se aplicarán modificaciones tomando como referencia el costo de venta en dólares en la región de las Américas y se aplicará la tasa del mercado cambiario oficial en el país.

Además, adelantó que se habilitará una red de punto de servicio de expendio de gasolina para turistas que se emplearán para la captación de divisas frescas, bajo la premisa de evitar impactos negativos en la población de la Isla.

En ese sentido habrá un alza diferenciada de los precios del combustible, en divisa a los extranjeros y sin incrementos para quienes brindan servicios de transportación al pueblo, siempre y cuando no resulten abusivos

También se protegerá a sectores sociales como médicos, maestros y otros oficios cuya movilidad es decisiva para el país, en el contexto de un proceso dirigido a corregir desequilibrios económicos y financieros presentes en la nación.

El impuesto permitirá al Estado   financiar gastos sociales

Manifestó que las restricciones para la obtención de combustible y el incremento de su demanda inciden en las dificultades para abastecer en las cantidades necesarias a sectores vitales de la economía nacional y el pueblo.

Igualmente Marrero Cruz, difundió que subirá la tarifa a la población con abasto de agua no metrada, la cual pasará de siete a 21,24 pesos cubanos, con el propósito de estimular el ahorro de ese vital recurso, añade la fuente.

De acuerdo con Marrero, el Presupuesto del Estado subsidia la diferencia entre la tarifa de comercialización y el costo del metro cúbico de agua, que asciende en el presente calendario a más de 900 millones de pesos.

Incluye además reformas en los precios del gas licuado, con aumentos en el costo minorista de los cilindros de 10 kilogramos, de 180 a 225 pesos, y de 45, de 810 a mil 14 así como nuevas tarifas en la transportación de pasajeros.

Asimismo el gobierno de la mayor de las Antillas anunció la aplicación de medidas dirigidas a mejorar la situación de la salud pública y la educación desde el punto de vista de los ingresos de los trabajadores de ambos sectores.

Abarca pagos de guardias nocturnas, adicional por exposición y complejidad, antigüedad, por el máximo esfuerzo y sobrecarga docente, así como la estimulación moral, y el mejoramiento de las condiciones laborales y de vida.

La intervención en el mercado cambiario es, posiblemente, de las más demandadas por la población, al tratarse de un paso decisivo de la guerra económica por cuanto apunta a desinflar la galopante inflación, en parte inducida.

Leave a Reply