Skip to main content

El equipo isleño perdió en reñido juego con su similar de Estados Unidos.

El equipo de  Estados Unidos venció a Cuba 4-3  y alcanzó la medalla de dorada de la V Copa Mundial de Béisbol sub-15, en reñido partido disputado en el estadio de Sonora, ubicado en la ciudad mexicana de Hermosillo.

Desde la jornada del sábado, y durante todo el evento, los norteamericanos habían demostrado su favoritismo para reeditar la actuación de la escuadra de su país que se coronó en la última versión de hace cuatro años en Panamá.

En esta oportunidad necesitaban derrotar a los de la mayor de las Antillas en dos jornadas consecutivas para subirse a lo más alto del podio, y lo lograron, apoyados en una fuerte ofensiva que desde el primer día intimidó a sus contrarios.

En el mismo primer episodio del apasionante desafío cuando anotaron una sin conectar de hits por un boleto, un pass ball, un wild, y una rolata impulsadora por el cuadro, la balanza se inclinó a su favor hasta conseguir el banderín.

Una entrada más tarde el abridor de la Isla caribeña Robier Hernández soportó el primer imparable de sus rivales, y fue tan largo que se llevó las cercas del bosque izquierdo, salido de las muñecas del receptor Brady Murrietta.

La tropa de Alexander Urquiola  fabricó un paquete de tres carreras en el tercer episodio para tomar el mando de las acciones, y pusieron de manifiesto una vez más sobre la grama el carácter de una novena acostumbrado a grandes remontadas

Un sencillo de Duliesky Ferrán, y par de dobletes consecutivos de Alejandro Cruz y Yaider Ruiz, este último para remolcar a dos compañeros y sacar del box al abridor Chase Bentley, le dio un vuelco a la pizarra, pero por poco tiempo.

Tres indiscutibles de sus contrarios cerrando ese capítulo, entre ellos uno ante el relevista Daniel Reyes, sirvieron para lograr un abrazo en la pizarra, hasta que en el quinto apartado hicieron sonar la registradora otra vez para definir el choque.

Del resto se encargó el rescatista Zane Burns al trabajar durante cuatro capítulos inmaculados donde ponchó a cinco rivales y apenas aceptó dos imparables, y el cerrador Ryan Harwood dando un cero de leyenda con las bases llenas en el séptimo.

Los cubanos más que la alegría por obtener una medalla de plata de rango mundial, algo que no logra un equipo de mayores desde la Copa del Mundo celebrada en 2011, deben sentirse orgullosos de su actuación por aquellas tierras.

En horas de la mañana del domingo los organizadores del certamen anunciaron que China Taipéi, resultó declarado ganador y medallista de bronce en su juego contra Japón, suspendido, por presentar estos un brote de Covid-19 en sus filas.

Fuente: Cubadebate

Leave a Reply