Skip to main content

El estudio de la Administración de Alimentos y Medicamentos arrojó que nueve niños fallecieron.

Un total de nueve menores fallecieron en Estados Unidos desde principios del año anterior tras el consumo de leche de fórmula contaminada con la bacteria ‘Cronobacter sakazakii’, elaborada por la planta de Abbot Nutrition, en Míchigan.

El diario The Washington Post, confirmó que al menos dos niños habían muerto y que otros dos más se enfermaron tras consumir ese alimento, pero este viernes admitió que había recibido más informes adicionales relacionados con esta situación.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) investigó los casos y recopiló entre diciembre de 2021 y marzo de 2022 una lista de 128 quejas hechas por los consumidores, que incluyen las citadas muertes.

“La FDA se toma en serio su responsabilidad de garantizar que los alimentos que comemos sean seguros y cumplan con nuestros rigurosos estándares de calidad y seguridad”, declaró un portavoz de la agencia gubernamental en un comunicado.

Por su parte, la compañía Abbot Nutrition indicó que realiza “pruebas microbiológicas en los productos antes de su distribución”,  y aclaró que ninguna fórmula “dio positivo por ‘Cronobacter sakazakii’ o salmonela”, ni por empresa ni por la FDA.

Este sábado Abbot , que cerró por esa situación en febrero último, inició la producción de la fórmula para bebés en la fábrica de Sturgis y expresó el propósito de aumentar la producción lo más rápido posible y cumplir con los requisitos establecidos.

Fuente: The Washington Post

Leave a Reply